Hablemos de inversión externa para seguir siendo arriesgados.

En Liftit tenemos un ADN tecnológico e innovador. Somos una startup que busca revolucionar la tradicional industria del transporte y la logística de última milla.

Antes de empezar

Una startup o compañía emergente es una empresa de rápido crecimiento con bajos costos de operación y todo gira en torno al modelo de negocios

El ideal de una startup es crear soluciones, viables e innovadoras, a problemas aún no resueltos y lograr ser líder del mercado en muy poco tiempo. ¿Cómo lograrlo? Haciendo un modelo de negocio que sea factible para repetición y sea escalable (más ingresos que costos).

La vida del startup después de la idea.

Después de tener una idea lo más importante es desarrollar la manera en que esta se va a ejecutar. Pablo Navarro, inversionista ángel, explica que más que vender la idea es hacerla: “empieza a ejecutarla, llégame a la mesa con algo que diga: mira, esta era la idea, esta era la hipótesis que queríamos probar, así fue como la probamos y este es el resultado que hemos tenido”.

El inversionista dará capital cuando expreses por qué lo necesitas basado en un análisis de resultados de X, Y o Z para seguir creciendo. Siguiendo con este pensamiento, después de tener la idea, hay que validarla. Por eso, es importante entender en qué momento pedir financiación y a quién. Por ejemplo, Pablo es inversionista ángel. ¿Eso qué quiere decir?

Un inversionista ángel generalmente es aquél que invierte una cantidad de dinero relativamente pequeña (entre 5.000 y 50.000 dólares), casi siempre por el amor al emprendimiento.

En las diferentes etapas de vida de una startup existen diferentes grupos de inversión. Por lo general, cuando una empresa comienza, sus primeros inversionistas son sus amigos, familiares y aquéllos que Pablo llama fools (tontos) que se arriesgan por esa idea.

“Ya luego entran fondos de capital de riesgo que son inversionistas institucionales. La manera en la cual estos fondos funcionan, es por lo general, con unos cheques que hacen entre mínimo de 1 a 3 millones de dólares” (estos números corresponden a fondos grandes como Monashees en Brasil), explica Pablo.

“Una startup debe entender lo que su cliente necesita y tener la humildad e inteligencia para traducir esto en un producto que proporcione la respuesta como nadie más lo hace.”

A continuación, te mostraremos un resumen de cómo funciona la financiación en una startup:

Como lo comentamos anteriormente, la primera inversión de una empresa, generalmente serán esos FFF (Friends, Family and Fools) o incluso, la compañía contará con la ayuda de un inversionista ángel; este es el capital semilla.

El valle de la muerte es conocido como el momento en el que la compañía no genera ningún beneficio y solo producir pérdidas, generalmente en el primer año de creación de la startup.¡Ten cuidado! En esta etapa suelen morir el 90 % de las empresas.

Después del punto de equilibrio (cuando los gastos son menores que las ganancias), muchas de las startups empiezan a tener el capital económico proveniente de las diferentes inversiones, cada ronda se define por letras después del seed round.

Recuerda que esto no es una ley, hay empresas que pueden llegar a su punto de equilibrio después de las rondas de inversión, o ni siquiera necesitar inversión.

Al final de las series (después de la última gran inversión) generalmente una empresa busca salir a mercado público: LA BOLSA.

¿Cómo lo hicimos nosotros?

Nicolás Pérez, nuestro Head de Marketing y Comunicación, explica cómo fue el proceso en Liftit:

Empezamos con una Seed Round, que es el primer empujoncito para comenzar. Nuestro CEO Brian York, invirtió en Liftit 100 mil dólares con su fondo de inversión Basin Ventures.

Después del capital semilla, vienen las diferentes series de inversión: A, B, C, etc. La serie A es la primera gran inversión que tiene una empresa, generalmente son series por encima de los 10 millones de dólares, pero puede que una startup cierre su serie A por 5 millones, esto depende de la industria.

Tú mismo te pones objetivos de cuánto tiempo y cuánta cantidad de dinero para cerrar la serie dependiendo del fondo de capital y el modelo de negocio: cómo se ha comportado la compañía en esos años y cómo está el mercado”, asegura Nicolás.

El objetivo es levantar suficiente dinero hasta llegar al break even (punto de equilibrio) y que tu compañía se pueda mantener sola. En este momento, en Liftit, estamos por cerrar la serie A por 15 millones de dólares aproximadamente.  

Para cerrar definitivamente una serie, se pasa por un proceso de due diligence: se realiza una auditoria a la empresa con el fin de verificar que todo esté de acuerdo y en orden según lo que se dijo en las reuniones con los fondos de inversión.

Actualmente en Liftit ya fijamos también el monto de la serie B por aproximadamente 100 millones de dólares.

¡No olvides arriesgarte! Los fracasos son solo una oportunidad para volverlo a intentar.

A partir de una serie A el inversionista puede pedir participación en acciones y en la compañía. En ese momento la empresa empieza a tener un board (o junta directiva). Esta junta tiene todo el poder de decisión (voz y voto) si tu lo permites, según lo que se negocie en este punto. Nunca es tarde para emprender. Con estos consejos de un inversionista te será mucho más fácil ejecutar tu idea y empezar a recibir inversión para que te arriesgues a apuntar a las estrellas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like

Bitnami