El transporte terrestre es el medio más conocido y utilizado en el mundo para el traslado de mercancías o bienes, además este medio es el único que por su manera de operar, provee servicio puerta a puerta. Este sistema tiene como fin, que se dé un intercambio entre proveedores y clientes. En Colombia el 92 % de la carga (en toneladas) se transporta por carretera.

Es una parte fundamental en la dinámica de la economía que mueve los países, pues si este sector se paraliza o es ineficiente, afectaría de inmediato el mercado. Según Juan Carlos Rodríguez, presidente de la Confederación Colombiana de Transportadores de Carga (Colfecar), el transporte terrestre de carga aporta el 7 % del PIB nacional y el componente de logística constituye entre un 20 y 30 % del precio final del producto. 

Veamos algunas de las ventajas que tiene el transporte por carretera en nuestro país:

Servicio puerta a puerta: la versatilidad de este sistema permite que al transportar la mercancía por carretera se preste un servicio punto a punto, que la carga se haga en el lugar solicitado por la empresa y de ahí salga directo al destino final, es un factor con el que otro tipo de transporte no puede competir.

Rapidez: la prontitud es un factor muy importante en el sector, así que el transporte terrestre es lo ideal para recorrer distancias cortas y medianas haciendo el servicio más eficaz. Esto permite una capacidad de respuesta mucho más alta, lo que representa un beneficio para el cliente.

Adaptabilidad: desde que haya un vehículo dispuesto para el envío, éste se puede adaptar a las rutas sin importar el día, la hora o el lugar, es un medio que se acomoda a la necesidad rápidamente. Igual sucede en materia de seguridad, ya que no hay restricciones para el traslado de ciertas mercancías y puede trasladar cualquier tipo de existencia. Además, en ciertos casos se complementa con otros medios de transporte.

Costos: Enviar mercancía de manera terrestre ofrece mayor oportunidad económica en comparación con los otros medios de transporte. Además, tiene un bajo coste de embalaje, de hecho, en muchos casos resulta innecesario porque la mercancía es entregada sin presentar daños en el paquete.

Control personalizado: Los conductores se encargan personalmente de la mercancía, está dentro de sus responsabilidades supervisar la seguridad del envío y verificar que el producto no sufra daños y todo marche bien hasta llegar a su destino, en óptimas condiciones.

Trazabilidad: Existen aplicaciones como Liftit que permite conocer la ubicación exacta del envío, por medio de sistemas GPS. También es beneficioso en caso de que suceda algún inconveniente con el vehículo.

Accesibilidad: Los tipos de vehículos que se usan para este modelo de transporte de carga son muy accesibles, logran llegar a lugares complicados y son de fácil carga y descarga de mercancía.

Documentación: Para este tipo de transporte se requieren documentos que el conductor debe portar como certificado de la mercancía que transporta, son medidas de regulación que exige el estado, sin embargo no son necesarios extenuantes y complicados trámites para prestar el servicio.

Muchas compañías no cuentan con su propia flotilla de transportadores, es por esto que al momento de hacer un envío de mercancía a sus clientes, las empresas buscan un tercero que les ofrezca un servicio seguro, de calidad y efectivo.

Liftit ofrece el mejor servicio en transporte de última milla, con nuestra tecnología optimizas el último eslabón del proceso logístico, supliendo todas las necesidades de tus clientes. Seremos el mejor aliado que puedas encontrar para que haga tus envíos por carretera, solicita tu servicio en nuestra página web. ¡Somos #1 en LATAM!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like

Bitnami